Deportes Eliminatorias Mundial 2006
Eliminatorias en:
Noticias
 
Altura de Quito causa pánico a selección de Brasil
 
Los 2.850 metros de altura sobre el nivel del mar de Quito causa pánico a los futbolistas de la selección de Brasil.

Reuters
Ronaldo
Últimas noticias
» México gana con lo justo y apunta hacia Alemania
» Freddy Ternero será el nuevo técnico de Perú
» Bolivia vence 3-1 a Venezuela en La Paz
» Sudamerica no quiere cambios en eliminatorias
Los 2.850 metros de altura sobre el nivel del mar de Quito causa pánico a los futbolistas de la selección de Brasil de cara al partido que mañana, miércoles, con Ecuador, por las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Alemania 2006.

El astro brasileño Ronaldo ya conoció los efectos de la altura en las eliminatorias mundialistas de 2001 y hoy admitió que ese factor podría jugar en favor de los ecuatorianos.

"Para no sentir muchísimo la altitud, tenemos que retener al máximo el balón en nuestro poder", afirmó el jugador madridista, tras señalar que el equipo brasileño deberá echar mano de su gran habilidad técnica y táctica.

Ronaldo consideró que deberán ser los ecuatorianos quienes corran detrás del balón, pues ello implicará un mayor esfuerzo físico y una posibilidad para tratar de equiparar las condiciones de ambos conjuntos.

"La verdad es que no estamos acostumbrados a jugar en la altura y seguramente vamos a sentirla muchísimo", advirtió, tras ponderar el buen comportamiento que Ecuador ha demostrado como local.

"Ecuador es un equipo que ha jugado muy bien frente a nosotros, por lo que va ha ser un partido muy complicado", apuntó el goleador brasileño, aunque no ocultó la esperanza de alzarse con una victoria en los altos dominios de los ecuatorianos.

Ronaldinho Gaúcho coincidió en que, para contrarrestar el efecto de la altura, Brasil estará obligado a mantener el control del balón.

"El cansancio con el que llegamos, fruto del largo viaje, y los efectos de la altura obligará a Brasil a jugar con mucha inteligencia" y habilidad, insistió el jugador que milita en el Barcelona de España.

No obstante, reconoció que la altura no es el único factor que inquieta a los brasileños, sino también el buen momento futbolístico por el que atraviesa la selección ecuatoriana.

Carlos Alberto Parreira, técnico de Brasil, admitió que, además de asimilar las bajas en el equipo (Zé Roberto, Edu y Luis Fabiano), sus dirigidos deberán esforzarse al máximo para poder ganar en la visita a Ecuador.

"Esperamos un partido muy complicado, difícil y sabemos que para ganarle a Ecuador tenemos que jugar con nuestro mejor nivel", insistió.

El estratega brasileño ha estudiado a Ecuador y reconoció que sus rivales explotan el margen izquierdo de la cancha con buenos jugadores, como Ulises De la Cruz y Edison Méndez.

Parreira también admitió que el ataque ecuatoriano es muy poderoso con jugadores de alto nivel, como Iván Kaviedes y Agustín Delgado, quienes además "van bien en los balones aéreos".

"Ecuador es un equipo que incomoda mucho al adversario pero, como todo buen cuadro, también tiene problemas que podemos aprovechar", añadió.

"Tenemos equipo para ganarle a Ecuador acá, con o sin la altitud" de Quito, añadió Parreira al recordar que el equipo que dirige es el campeón del mundo.

Destacó que su conjunto es "pentacampeón" y que "va a enfrentar un partido con mucha seriedad, pensando ganar los tres puntos, aunque, eso sí, respetando al rival".

La selección brasileña se encuentra en la ciudad portuaria de Guayaquil, donde permanecerá hasta horas antes del partido, con el objetivo de contrarrestar al temido efecto de la altura de la capital ecuatoriana.

Guayaquil es un puerto tropical en la costa del Océano Pacífico, a unos 420 kilómetros al oeste de Quito.
 

EFE